Enólogos

Meinard Jan Bloem, Enólogo Jefe, Universidad Católica, Chile.
Patricio Aravena, Enólogo Asisitente, Universidad Católica, Chile.
Grant Phelps, Enólogo Consultor y Brand Ambassador, Universidad Lincoln,
Nueva Zelanda.
Hernán Amenabar, Enólogo Consultor, Universidad Católica, Chile.

Meinard Jan Bloem:
En Septiembre de 2016 se incorporó al equipo el holandés Meinard Jan Bloem, quien
estudió agronomía en Chile y obtuvo su Magíster en Viticultura y Enología en
Montpellier (Francia) y Geisenheim (Alemania) antes de volver a Chile. Trabajó tanto
de viticultor como enólogo por varios años y es el responsable de interpretar las
condiciones del viñedo en el Valle de Casablanca para lograr vinos de calidad constante
y con el sello inconfundible de Casas del Bosque.

Patricio Aravena:
Quien conoce de cerca del funcionamiento de varias bodegas en Chile, Australia y
California, se integró al equipo de Casas del Bosque en 2015, encargándose del
personal y de los procesos productivos de la bodega, además de supervisar a los
productores externos.

Grant Phelps:
En Enero de 2010, comenzó a trabajar; el neozelandés Grant Phelps, Master en
Enología y Vitivinicultura, quien trabajó en importantes viñas de diversos climas;
Australia, Argentina, California, Francia, Hungría, Nueva Zelanda y Oregón. Y desde
Octubre de 2016 es nuestro Enólogo Asesor y Brand Ambassador de nuestra viña,
trabajando en equipo junto a Meinard Jan Bloem.

Hernán Amenabar:
Enólogo Consultor, donde ha apoyado principalmente en materia de Vinos Espumantes
desde el año 2015. Con una vasta experiencia por más de 28 años en la industria en
Viticultura/Enología.

Los cuatro enólogos de Casas del Bosque son los responsables de la consistencia y la
calidad de nuestros vinos. Además, de imprimirles un sello característico que los hace
ser únicos y los ha llevado a ganar múltiples reconocimientos en estos años, tanto en
Chile como en los más exigentes mercados alrededor del mundo.

Preguntas al enólogo

En esta sección presentamos respuestas a algunas de las preguntas más frecuentes en torno al vino. Estos consejos pueden ser muy prácticos al momento de servir o consumir una botella de vino. Cualquier otra duda puede preguntar a nuestros expertos quienes responderán a sus preguntas lo antes posible.

1. ¿Por qué decantar un vino?

Existen 2 tipos de decantación: por oxigenación y por sedimentación

Por oxigenación consiste en verter el contenido de la botella en otro recipiente o decantador, permitiendo el paso de oxígeno en este proceso, pero también existen variados aparatos aireadores tales como Vinturi, Centellino y muchos más que permiten realizar este proceso de manera cómoda ya que oxigenan directamente desde la botella a la copa sin necesidad de trasvasijar el vino en otro recipiente.

Por sedimentación: es la más delicada y ceremoniosa decantación, ya que se utiliza para separar partículas solidas de cosechas antiguas o de vinos sin filtración para ello se debe realizar la decantación con una vela encendida para ver que no pasen partículas sólidas desde el cuello de la botella al decantador.

2. ¿Cuál es la temperatura a la cual debieran servirse los vinos?

A parte de la variedad tenemos que saber el método de vinificación y uso de madera, ya que con estos datos podremos disfrutar de mejor manera nuestros vinos.

– Blancos ligeros: para blancos cítricos y frescos la mejor temperatura es de 7 a 9 grados más cerca de los 7° para vinos varietales y más cerca de los 9° para algunos Sauvignon Blanc que tengan un leve paso por madera o también Chardonnay sin maloláctica.

– Blancos con cuerpos y rosados: si hablamos de un Chardonnay con paso por barrica por ejemplo nos vamos de 9 a 12°, mientras más estructura tenga nos acercaremos a los 12° al igual de los rosados que también dependerá de si es un rosé ligero como los de Provence, Francia nos acercamos a los 9° y si es más extractivo hacia los 12°.

– Tintos ligeros: Dependiendo de la estructura va desde los 12° a los 15°, por ejemplo un Pinot Noir fresco y sin barrica quedará espectacular a 12°, mientras que un Pinot Noir con más estructura, complejidad y paso por barrica nos acercamos a los 14 o 15°. Pero debemos recordar por los taninos presentes en esta variedad nunca debemos servirlo a temperatura de un blanco fresco, ya que a 7° por ejemplo no sentiríamos sus matices aromáticos y la percepción en boca seria tánica y amarga.

-Tintos con cuerpo: para los tintos con cuerpo podemos ir desde los 14° a los 18° mientras más afrutado y fresco sea el vino nos acercaremos a los 14°, pero si el vino es más estructurado y tánico iremos hacia los 18°, pero por ningún motivo poner el vino al lado de la parrilla o la chimenea a menos que le pongas naranjas dentro y te tomes un “Navegado”, ya que si quieres disfrutar de tu vino a altas temperaturas lo único que sentirás es el alcohol tapándolo y no sentirás sus increíbles aromas.

Atrévanse a investigar la procedencia y del método que utilizaron para hacer el vino ya que te ayudará a encontrar la mejor temperatura y también rompamos el mito de que el tinto se toma a 18°, prueba poniéndolo en el refrigerador 20 minutos antes de servirlo y verás cómo cambia tu percepción, al sentir el vino abriéndose de a poco en tu propia copa.

3. ¿Debiera dejarse respirar el vino después de abrir la botella?

Este es un tema sobre el cuál se debate mucho. Muchos creen que en realidad muy pocos vinos se benefician al dejarlos respirar (abrir la botella de vino y dejarla quieta por un momento antes de consumirla) puesto que la superficie expuesta al aire es mínima. Sin embargo muchos creen que muy pocos vinos se dañarán dándoles la oportunidad de respirar.

El argumento para dejar que el vino respire es (especialmente los vinos tintos con más años de maduración) es que los vinos se pueden beneficiar con la exposición al aire tal como puede beneficiarse con la oxidación que ocurre durante el proceso de maduración.

Por otro lado un vino tinto puede comenzar a descomponerse si es expuesto al aire durante un periodo muy largo de tiempo.

Si está tomando un vino que siente que necesita tiempo para respirar, trate de dejarlo respirar en la copa y no en la botella.

4. ¿Que son los sedimentos que algunas veces se encuentran en las botellas de vino?

Los sedimentos son partículas sólidas que se forman en el proceso de hacer el vino, como uniones de antocianas (lo que le da color al vino) más taninos. No existe ningún problema si se consumen, sin embargo la experiencia puede ser mucho más agradable si se decanta el vino para remover dichos sedimentos.

5. ¿Donde debiera guardar el vino una vez que está abierto?

Una botella con restos de vino blanco o tinto a la cual se le volvió a colocar el corcho, puede ser guardada en el refrigerador durante 3 a 5 días sin comprometer su sabor y aroma. Sólo saque el vino tinto para que esté a temperatura ambiente al momento de tomarlo. Y ojala sacar el aire de la botella.

6. ¿Cuál es el tiempo recomendado para la guarda en botella de nuestros Casas del Bosque Reserva?

  • Para el Carménère y Cabernet Sauvignon Reserva tiene un potencial de guarda de 2 a 3 años.
  • Para el cabernet Sauvignon, Pinot Noir y Syrah Gran reserva 3 a 5 años.
  • Para la línea Pequeñas Producciones podemos tener potencial de guarda de 5 a 7 años.
  • Para Gran Bosque y Estate Selection pueden fácilmente durar más de 10 años.

Por lo general siempre se dice que el Sauvignon Blanc debe ser del año, pero los invito a ver la evolución después de 2 años.